top of page
Buscar
  • Foto del escritorJose Santa Maria Andreone

¿Que es Mambé?


El Mambé, (hoja de coca tostada y pulverizada mezclada con la ceniza de las hojas de Yarumo), se ha utilizado ceremonialmente en las regiones andinas y amazónicas de América del Sur durante miles de años. El registro más antiguo del uso ceremonial de la planta se remonta a Huanca Prieto en el norte de Perú cerca del 2500 a. Desde entonces la planta ha mantenido una importancia central en las ofrendas de las comunidades indígenas a la Pachamama, Inti, espíritus guardianes de los bosques, árboles y montañas circundantes (apus).

En estas comunidades la planta también se utiliza como herramienta para promover conversaciones productivas entre los miembros de la comunidad y para tomar decisiones que afectan el bienestar de los demás. Cuando se toma junto con ambil, o una pasta de tabaco, Mambe abre nuestro chakra de la garganta, endulza nuestras palabras y le da transparencia y franqueza a nuestro discurso. Esta tradición de conversar con Mambe después de la puesta del sol durante muchas horas en comunidad es mambear y ambilear. Durante este tiempo, los mayores transmiten su conocimiento y sabiduría a las generaciones más jóvenes. Curiosamente, las mujeres asisten a estas sesiones pero normalmente no consumen las plantas. Estas tradiciones que nos conectan entre nosotros y con la tierra son las que deseamos compartir con los participantes en los retiros de ECA.

Las preparaciones y los usos de la planta varían de una región a otra, con los pueblos andinos de las tierras altas masticando bocados de hojas enteras junto con una pequeña cantidad de un alcaloide, y los grupos amazónicos y de otras tierras bajas usan la forma en polvo llamada Mambe. Cuando se usa la hoja entera y el alcaloide, se tragan los jugos de la planta y luego las hojas masticadas se colocan en la tierra como ofrenda. Una función central de la planta en los cultivos de las tierras altas es también oxigenar la sangre y permitir el trabajo a gran altura al disminuir los efectos perjudiciales del mal de altura. En las tierras bajas, la planta se consume más a menudo como Mambe, que se almacena mejor en el clima húmedo. Allí, el polvo se coloca en la boca y finalmente se traga.

Además de oxigenar la sangre y mitigar el mal de altura, la coca ayuda a vencer el cansancio, el hambre y la sed. También se ha utilizado durante siglos como anestésico para aliviar el dolor de cabeza, reumatismo y heridas. Su alto contenido en calcio explica por qué se usaba para las fracturas de huesos, y como la coca constriñe los vasos sanguíneos, también sirve para oponerse al sangrado. También se ha informado que la coca trata la malaria, las úlceras, el asma y la indigestión, y se le atribuye la mejora de la longevidad. Los estudios modernos respaldan estas aplicaciones.

La hoja de coca contiene minerales esenciales como calcio, potasio y fósforo, vitaminas B1, B2, C y E, y nutrientes como proteína y fibra. Se dice que contiene 5 veces la proteína por gramo que la carne roja.

Por último, la coca es considerada por los abuelos, taitas, curanderos y chamanes de América como una de las 7 plantas maestras, junto con la Ayahuasca (Yagé), el Cactus San Pedro (Huachuma), el Peyote (Hikuri), el Yopo, los hongos Psilocibina, y tabaco Cuando se usan intencionalmente, estas plantas nos conectan con el reino espiritual, abren un espacio para la autorreflexión en nuestras vidas y sanan.

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page